Instruciones: para cada cuento, primero lo lea entonces escriba un repaso de 50 palabras en Ingles. Finalmente, escriba 5 preguntas que enfoca en los hechos importantes del cuento. *Para 2 cuentos, usa VOKI para decir sus preguntas con respuestas.



EL CUENTO DEL POLLO*

Un día un pollo entra en un bosque. Una bellota cae en su cabeza. El pobre pollo cree que el cielo ha caído sobre él. Corre para informar al rey.

En el camino encuentra una gallina.

—¿A dónde vas?—pregunta la gallina.5

—¡Oh!—dice el pollo,—el cielo ha caído en mi cabeza y voy a informar al rey.

—Yo voy también, si quieres,—responde la gallina y se marchan juntos el pollo y la gallina al palacio del rey.

En el camino encuentran un gallo.10

—¿A dónde vas?—pregunta el gallo a la gallina.

—¡Oh!—dice la gallina—el cielo ha caído sobre la cabeza del pobre pollo y vamos a informar al rey.

—Yo voy también, si quieres,—responde el gallo y se marchan juntos el pollo, la gallina y el gallo al palacio del rey.15

En el camino encuentran un pato.

—¿A dónde vas?—pregunta el pato al gallo.

—¡Oh!—dice el gallo,—el cielo ha caído en la cabeza del pobre pollo y vamos a informar al rey.

—Yo voy también, si quieres—responde el pato y se 20marchan juntos el pollo, la gallina, el gallo y el pato al palacio del rey.

En el camino encuentran un ganso.

—¿A dónde vas?—pregunta el ganso al pato.

—¡Oh!—dice el pato,—el cielo ha caído en la cabeza del pobre pollo y vamos a informar al rey.

—Yo voy también, si quieres,—responde el ganso y se marchan juntos el pollo, la gallina, el gallo, el pato y el ganso al palacio del rey.25

En el camino encuentran un pavo. El pavo quiere ir con ellos a informar al rey que el cielo ha caído. Ninguno de los pobres animales sabe el camino.

En este momento encuentran una zorra. La zorra dice que quiere enseñarles el camino al palacio del rey. Todos van 30con ella; pero ella los conduce a su cubil. Aquí la zorra y sus cachorros se comen el pobre pollo y la gallina y el gallo y el pato y el ganso y el pavo. Los pobres no van al palacio y no pueden informar al rey que el cielo ha caído sobre la cabeza del pobre pollo.




LOS TRES BARCOS
*Repaso en 50 palabras en Ingles usando Voki.


Cierto (a certain) hombre rico tenía tres hijos. El hijo mayor (oldest) no quería quedarse en casa; quería ver el mundo. Su padre dió su consentimiento (consent). Una mañana salió el joven de la casa de su padre. El padre le dió su bendición (blessing). También le regaló mucho dinero y un barco de oro. El joven se metió(got into) en el barco y se marchó. Llegó a una ciudad y fue a una posada(inn). Los mozos(bellboys) de la posada pusieron el barco en una sala cerca de su alcoba. Entonces el joven salió a ver la ciudad.

Cuando pasó por el palacio vio un letrero(sign) en la puerta que decía:

—Dentro(inside) del palacio está escondida la hija del rey. El que la encuentre puede casarse con ella.

Él entró para buscarla; pero el rey le dijo que si no podía encontrarla dentro de tres días sería encerrado(locked) en el palacio. Él la buscó, pero no podía encontrarla y le encerraron en un cuarto del palacio.

Como el hijo mayor no volvió a casa, el segundo hijo salió a buscarle. Su padre le dió su bendición y le regaló un barco de plata. Se metió en el barco y se marchó. Después de algunos días llegó a la misma ciudad y a la misma posada que su hermano. Los mozos de la posada pusieron el barco de plata en la misma sala con el barco de oro. Vio el joven el barco de oro y conoció que su hermano estaba en la ciudad.

Salió a ver la ciudad, pasó por el palacio y vio el letrero en la puerta. Entró para buscar a la princesa. El rey dijo que allí estaba un joven encerrado porque no podía encontrarla. La misma suerte(luck) le esperaba si no podía encontrarla dentro de tres días. Él se decidió a buscarla pero tampoco(neither) la halló (found) y le encerraron.

Como los dos hijos no volvieron a casa, el hijo menor(younger) quería ir a buscarlos. Su padre le dió su bendición y le regaló un barco de seda. Se metió en el barco y se marchó. Llegó a la misma ciudad y a la misma posada que sus hermanos. Los mozos pusieron su barco con los otros dos. Cuando vio el barco de oro y el de plata conoció que sus hermanos estaban en la ciudad.

También salió este joven a ver la ciudad. Vio el letrero en la puerta del palacio del rey. Se sentó en una piedra cerca de la puerta pensando si entraría o no. Después de algunos momentos se presentó una vieja que ofreció ayudarle. Ella preguntó si era rico. El contestó que tenía tres barcos, uno de oro, uno de plata y otro de seda (silk). La vieja respondió:—

Debe Ud. mandar hacer un loro(parrot) grande de oro con peana(base) de plata. En vez de ojos debe tener agujeros (holes).

Colocóse (put) este hermoso pájaro de oro y plata cerca del palacio. Cuando lo vio el rey, quería examinarlo. Lo llevaron seis hombres al palacio. Le gustó mucho al rey este loro grande y creía que también gustaría a su hija. Por eso dijo a los seis hombres que llevasen(carry) el pájaro a la princesa. El joven, que estaba dentro(inside) del loro, miraba por los agujeros que tenía en vez de ojos. Él notó que levantaron una baldosa(floor tile) detrás (behind) de una cama; que bajaron una escalera; que llegaron a un patio; que abrieron la entrada a otra escalera; que bajaron ésta y llegaron a otro patio; que abrieron una puerta y allí estaba la princesa con dos compañeras. Las tres jóvenes estaban vestidas de la misma manera. Los seis hombres pusieron el loro en la alcoba de la princesa. Durante la noche el joven tenía sed y salió del loro para beber. Cuando cogió el vaso de agua tocó la mano de la princesa que también tenía sed. La princesa estaba muy asustada (afraid) pero el joven le dijo que iba a librarla (free her) de aquel encierro. Ella se tranquilizó y le dijo que llevaría en el dedo una cinta(ribbon) roja. Como sus compañeras tendrían cintas azules, él la conocería de esta manera.

Por la mañana sacaron el loro. Entonces el joven se presentó en el palacio para buscar a la princesa. El rey le dijo que era necesario encontrarla dentro de tres días. Si no podía hacer esto le encerrarían con sus dos hermanos. Él insistió en entrar y comenzó a buscar. El primer día fingió no poder encontrarla. El segundo día sucedió lo mismo. El tercer día, levantó la baldosa detrás de la cama, bajó la escalera, llegó al patio, abrió la entrada a la otra escalera, la bajó y llegó al otro patio, abrió la puerta y vio las tres jóvenes. El rey creía que no le era posible reconocer a la princesa entre sus compañeras. Pero él la escogió porque vio la cinta roja en su dedo. Entonces el rey dijo:

—No tengo más remedio(solution) que darle mi hija por esposa, porque la ha encontrado Ud. dentro de tres días.

El rey puso en libertad a los dos hermanos del joven. Éste envió por su padre, y con mucho regocijo(rejoice) se celebraron las bodas (weddings) del hijo menor con la hermosa princesa.






EL TESTAMENTO
Cierto lugareño estaba a punto de morir. No era muy rico. Sólo tenía un perro y un caballo. No tenía hijos pero tenía una mujer.
Poco antes de morir, llamó a su mujer y le dijo:
—Ya sabes que voy a morir. No te he olvidado en mi 5testamento; pero no soy rico y no tengo más bienes que un perro y un caballo.
—Yo apreciaré tu recuerdo, marido mío,—dijo la mujer llorando.
—Después de mi muerte,—continuó el marido,—debes 10vender el caballo y entregar el dinero a mis parientes.
—¡Cómo! ¿debo entregar el dinero a tus parientes?
—Sí; pero espera. Te regalo generosamente el perro. Puedes venderlo, si quieres, o puedes conservarlo para guardar la casa. Es un animal fiel. Te servirá de gran consuelo.15
El lugareño se murió. La mujer quería obedecer a su marido. Una mañana cogió el caballo y el perro y los llevó a la feria.
—¿Cuánto quiere Vd. por ese caballo? preguntó un hombre.20
—Quiero vender el caballo y el perro juntos,—respondió la mujer.—Quiero por el perro cien duros y por el caballo diez reales.
—Acepto,—dijo el hombre,—porque el precio de los dos juntos es razonable.30
La buena mujer dió a los parientes de su marido los diez reales que recibió por el caballo y conservó los cien duros que recibió por el perro. Así obedeció a su marido.





BUENA GANGA
Una mañana entró un caballero en la tienda de un prendero. Él sacó un cuadro y dijo con cortesía:
—Voy ahora a la oficina. ¿Hará Vd. el favor de guardarme este cuadro? Lo recogeré por la tarde cuando vuelva a casa.5
—Con mucho gusto, caballero,—respondió el prendero.
—Espero que no lo toque nadie, porque es un cuadro de gran valor. Mi abuelo lo compró hace muchos años y lo apreciamos mucho.
El prendero examinó el cuadro, luego empezó a arreglar sus 15muebles. Después de una hora se presentó otro caballero. Quería comprar una mesa y algunas sillas. No le gustaron los muebles pero antes de marcharse vio el cuadro. Lo examinó con cuidado y luego preguntó el precio.
—No puedo venderlo,—contestó el prendero—no es 30mío.
El caballero lo volvió a examinar y dijo:
—Le ofrezco cien duros además del precio del cuadro si quiere Vd. venderlo.
—Ya he dicho que no puedo venderlo, pues no es mío.35
image
image

El caballero se marchó y después de algunos minutos volvió con otro hombre. Dijo que éste era pintor.
Los dos hombres examinaron el cuadro con cuidado, hablaron en secreto algunos minutos y después el comprador dijo al prendero:40
—Doy cuarenta mil reales por el cuadro y cuatro mil reales para Vd., si quiere venderlo.
—Caballero,—dijo el prendero—si quiere Vd. volver mañana, tal vez pueda yo vender el cuadro; pero ahora no puedo prometer nada.45
Cuando se marcharon los dos, el prendero escondió el cuadro. A las cuatro de la tarde volvió el dueño.
—¿En dónde está mi cuadro?
—Tengo que hablar con Vd.
—Bien, hable Vd., pero tengo prisa y quiero el cuadro. 50¿Dónde está?
—¿Quiere Vd. venderlo?
—No, señor.
—Le doy cien duros por él.
—No quiero venderlo.55
—Doscientos.
—Nada.
—Quinientos.
—Nada, nada.
—¿Quiere Vd. mil?60
—No, señor.
—Pues debo confesar la verdad. Me han robado el cuadro y no puedo devolvérselo.
—¡Desgraciado de Vd.! ¿Qué ha hecho?—dijo el caballero.—¿Sabe Vd. que es un cuadro que vale diez mil 65duros?
—¡Pobre de mí! haga Vd. lo que quiera, pero no puedo darle el cuadro; me lo han robado.
El caballero se dejó caer en una silla desesperado.
Después de algunos minutos, dijo:—¿Cuánto dinero 70puede Vd. darme?
—Mil quinientos duros. No tengo más, aunque me lleve a la cárcel.
—No, no quiero hacer eso. Si me da Vd. ese dinero estaré satisfecho.75
El prendero pagó y escondió el cuadro en la tienda, esperando al comprador.
Pasó un día, una semana, un mes y no pareció.
Entonces llamó a un pintor amigo, y le dijo:
—¿Qué le parece a Vd. este cuadro?80
—Hombre, no es malo.
—¿Lo quiere Vd. comprar?
—No, señor.
—¿Cuánto vale?
—Ya sabe Vd., señor Juan, que los cuadros están muy 85baratos.
—Pues bien, dándolo barato.
—Hombre, si le dan a Vd. cuarenta reales, no será Vd. mal pagado.
—¿Dice Vd. cuarenta o cuarenta mil?90
—Cuarenta, señor Juan, cuarenta, y es mucho.
—¡Ah! ¡me he perdido! ¡ladrones! ¡infames ladrones!
Después de esto ¿quién quiere comprar gangas?





EL PALACIO DE MADRID*

Instrucciones: Lea el cuento. Despues de leer escribe un repaso del cuento, incluye su opinion del rey. Tambien, completa esta situacion: tu eres un trabajador para el rey y tu necesistas defender las acciones del rey a la gente. Defiende el rey con 5-6 razones. Finalmente, encuentra un lider o situacion en el mundo/la historia cual es similar a la accion del rey.


El rey de España quería tener un palacio muy hermoso, el mejor del mundo. Quería tener el mejor arquitecto de Europa para construir este hermoso edificio y le buscó por todas partes. Al fin encontró uno muy bueno y muy nombrado. Le prometió grandes sumas de dinero para construir su palacio. 5El arquitecto empezó la obra y la acabó en breve plazo. El rey estaba satisfecho. Entonces el rey dijo para sí:

—Si este hombre puede hacerme un palacio tan magnífico, puede hacer lo mismo para otro rey. Yo no quiero que otro rey tenga un palacio tan bueno, tan magnífico, como el mío. 10¿Qué haré?

Un día convidó a comer al arquitecto famoso y le preguntó si podría hacer otro palacio como el que había concluido. El arquitecto contestó que sí.

El rey le manifestó que no quería que construyese otro 15palacio. Él quería tener el mejor palacio del mundo. Prometió darle grandes tesoros si daba su promesa de no hacer otra obra como aquélla. El arquitecto estimaba su fama más que todo y se negó a darle su palabra.

Cuando el rey vio que no podía obtener la promesa deseada, 20mandó que aprisionasen al arquitecto. Después de esto, le sacaron los ojos, para que no pudiera dirigir ninguna otra obra; le cortaron los brazos, para que no pudiera trazar los planos; y también le cortaron la lengua, para que no pudiera comunicar a nadie sus conocimientos. Pero le dió el rey 25habitación en el palacio y grandes riquezas. Todos los días estaba sentado el arquitecto a la mesa del rey. Los criados tenían que darle de comer porque no tenía brazos. Así estuvo viviendo de esa manera hasta que murió.

Sobre los pequeños pilares que forman la cornisa del palacio 30se puede ver el busto de un hombre. Como todos los bustos, no tiene ni brazos ni ojos. Según el pueblo este busto es la efigie del arquitecto que dirigió la erección del palacio. Se cree que el rey lo puso allí para honrarle en muerte.






"La Ratita Presumida"

*Haz un clic en el enlace para leer el cuento. Escribe un repaso en Ingles. Contesta: Hay una leccion para nosotros en el cuento?

el cuento:
http://www.cuentoscortos.com/cuentos-clasicos/la-ratita-presumida